Viernes, 27 de Octubre del 2017

Colón se libró de la temporada de huracanes por pararse a arreglar la Pinta

Viernes, 3 de agosto de 1492. En el mar del Caribe un huracán ruge furioso mientras, al otro lado del Atlántico, Cristóbal Colón acaba de comenzar uno de los viajes más importantes para la historia de la humanidad y se dirige directo a la boca del lobo.

Estas líneas que acabamos de leer son noveladas, pero quizás pudieron ser verdad. Cuando Colón emprendió su viaje lo hizo, sin saberlo, en plena temporada de huracanes. De haberse cruzado con alguno de ellos su expedición habría tenido un final trágico y jamás se hubiera sabido nada más de él. La historia se habría escrito de otra manera.

Afortunadamente, sabemos que volvió para contarlo. ¿Hasta qué punto su descubrimiento fue fruto de la suerte?

Para leer la nota completa en el diario el País, haga clic aquí.

Publicado por Biblioteca
Av. Universitaria N°1801, San Miguel, Lima 32 - Perú | Teléfono: (511) 626-2000 Fax 626-6618
© 2014 Pontificia Universidad Católica del Perú - Todos los derechos reservados